Las amapolas también tienen espinas

  • Pedro Lemebel
Compartir
Sección
Narrativa
Publicado
1998-01-01