"Eva-María: ¿Una Relación de Oposición o de Identificación?"

  • María Isabel Flisfisch Universidad de Chile

Resumen

Hildegard de Bingen, quien se definía a sí misma como «homo simplex» (un hombre, genéricamente hablando, simple), como «mulier indocta» (una mujer no letrada) y como «paupercula mulier» (una pobrecilla mujer), después de ocho siglos continúa siendo un personaje enigmático, pero muy atrayente por la riqueza conceptual que recorre su vasta obra, yendo y viniendo por la teología, la filosofía, la medicina, la música, la poesía, las ciencias. Uno de los aspectos más significativos de su discurso, que está presente en todos sus textos, es el uso permanente de los opuestos: amor divino-amorcarnal, sabiduría-ignorancia, caída-salvación, hombre-mujer, lo frío-lo caliente, y tantos más. Recurso interesante el que usa Hildegard, sin lugar a dudas, pero complejo y difícil de dilucidar, porque frente a estas oposiciones está siempre presente la ambigüedad.

Palabras clave Flisfisch
Compartir
Cómo citar
Flisfisch, M. (1999). "Eva-María: ¿Una Relación de Oposición o de Identificación?". Cyber Humanitatis, . Consultado de https://cyberhumanitatis.uchile.cl/index.php/RCH/article/view/9248/9288
Sección
Textos
Publicado
1999-01-01