Género y Canon: la Escritura de Marta Brunet

  • Kemy Oyarzún Universidad de Chile

Resumen

Releer a Marta Brunet desde perspectivas heterogéneas y pluralistas implica trastocar los signos que se le asignaron en el establishment literario epocal y socavar algunos mitos tan obstinados acerca de la cultura como obstinada es la escritura que ella nos legó. En un país en el cual el capital cultural se produce y recicla en la capital, es pertinente acentuar que Marta Brunet haya nacido en la provincia (Chillán, 9 de agosto de 1901). Este dato ciertamente incide en su proyecto literario y constituye un aspecto insoslayable a la hora de analizar su recepción. Recordemos que se la ha considerado "criollista" o regionalista, con toda la desvalorización cultural asignada a esos términos, en particular a partir de ciertas vanguardias. En el mejor de los casos, se la calificó de criollista transicional en un proceso apriorístico que conduciría al Boom -- "puerto seguro" de la cultura latinoamericana en el mapa de los países centrales y en el cual supuestamente desembocaría la autora con su obra, Raíz de sueño, de 1949. Como otras fases "modernizadoras" del continente, el Boom pretendió hacer tabla rasa de la escritura anterior, considerada en más de un sentido como "pre-histórica" y subdesarrollada (1). Creo que muchos de estos supuestos histográfico-literarios pueden empezar a desmixtificarse con una mirada atenta a la especificidad de la historia de mujeres (2) y al lugar que le correspondió a Brunet en ella.
Palabras clave Marta Brunet
Compartir
Sección
Textos
Publicado
2000-01-01